sábado

Control Mental y adoctrinamiento de la Iglesia Sud.


Phillip and Cheryl.:EL TESTIMONIO DE PHILLIP Y CHERYL
Nací de padres convertidos a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Fui criado como mormón en un entorno no-mormón en la zona rural de Kansas. Esto representaba muchos desafíos, incluyendo la exclusión de la mayoría de las actividades en las que no participan los mormones. Fui entrenado profundamente en el “mantra” (repeticiones religiosas) de defender a la iglesia, sus doctrinas y a sus líderes, desde mucho antes que fuera bautizado a la edad de ocho años. Nunca me fue dada la oportunidad de comparar mis creencias con otras, o investigar otros puntos de vista. Me enseñaron a “saber” que estas cosas eran “ciertas,” porque este era el proceso de adoctrinamiento prescrito, al que los expertos en neurología y psicología se refieren como “lavado de cerebro” o “control mental.”
Fui bendecido con una mente inquisitiva y había leído todos los Libros Oficiales de la iglesia (Los cuatro libros mormones considerados como Escrituras) para el tiempo en que tenía doce años de edad. Para cuando tenía trece, comenzaron a aparecer grietas con respecto a la veracidad de lo que estaba leyendo y escuchando. Escribí una carta al Profeta de la iglesia pidiendo una clarificación con respecto a la posición racial de la iglesia en cuanto a los negros y el sacerdocio. La respuesta que recibí por parte de un asistente del Profeta, encendió una inquisición de por vida con respecto a la historia y doctrinas de la iglesia. Esto resultó en mi posición actual como un apóstata del mormonismo y fuerte defensor del cristianismo versus el mormonismo. La respuesta que recibí de la iglesia SUD resume el control que el liderazgo de la iglesia tiene sobre sus miembros. Se lee así:
“Tales son los misterios del Cielo. No debe cuestionar al Profeta de la Iglesia en tales asuntos ya que él es infalible. Usted pertenece a ‘la única iglesia verdadera sobre la faz de la tierra’ y debería estar suficientemente agradecido por esto. Tales dudas son el resultado de una falta de fe de parte suya. Ore por fortaleza y conocimiento adicional en tales asuntos para que pueda saber todas las cosas con seguridad de la verdad, como ha sido instruido.”
Esto se traduce como: ¡NO CUESTIONES!
Crecí en el mormonismo bajo el control de mis padres quienes eran miembros incondicionales de la iglesia. Sin embargo, me negué a ir en una misión porque mis preguntas nunca pudieron ser respondidas satisfactoriamente. Me mudé a Utah, me casé en el templo de Salt Lake City, estaba activo en mi Distrito y Estaca local, y tuve varias posiciones claves. Mi obispo me aconsejaba con frecuencia que orara con más fuerza y estudiara más para que no tuviera preguntas, especialmente aquellas que él no podía responder.



PARA LEER MAS CLICK AQUI MAS INFORMACIÓN
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Documentos de gran Interes:

Investigaciones Mundiales

Investigaciones Mundiales
Grupo Berticci